E commerce Day

mi negocio

Ayer asistí al e commerce Day, y me inspiró a escribir sobre mi experiencia. Hace poco tiempo empecé a preguntarme acerca del e commerce, del cual había escuchado hablar a unos amigos que trabajan en empresas relacionadas con ese rubro. No conocía más que el término, pero podía imaginarme de qué se trataba. Gracias a esa curiosidad fui que di con este link: http://www.cace.org.ar, y partir de eso fue que todo comenzó.

Lo que nunca visualicé es la dimensión que ha tomado hoy en día. Yo, que jamás estuve cerca del mundo comercial, pensaba que era un estilo de negocios que apenas se estaba poniendo de moda.

Al profundizar en las investigaciones me di cuenta de que hay empresas que exclusivamente desarrollan esta idea de, como dice el nombre, comercio electrónico. Hay empresas gigantescas que, incluso, no tienen un lugar físico donde trabajan los empleados, todo sucede en el espacio digital, mediante el uso de una computadora.

¿Qué es el e commerce?

El e commerce en un principio se aplicaba únicamente a la realización de transacciones mediante el uso de internet. Sin embargo, a partir de los 90’ y el 2000, se fue desarrollando el concepto de prestación de servicios por medio de la red, usando medios electrónicos como medio de pago (tarjeta de crédito).

Para muchas personas fue revolucionario este descubrimiento, como lo fue para mí, ya que entendieron que en el e commerce no hay barreras ni fronteras, que todo depende de cuánto esfuerzo y compromiso le dediques. Lo recibieron como una gran oportunidad para emprender con negocios que antes parecían inviables.

El efecto del e commerce

El hecho de descubrir semejante negocio, hizo que cambie mis ideas y mis prejuicios con respecto al comercio y a la idea que yo tenía sobre ellos. Siempre resistente a la idea de dedicarme a comerciar para vivir, me repetía que no tenía sentido “venderse a una empresa” para que esta crezca, y yo pudiera sobrevivir apenas.

Cuando di con esta nueva idea de e commerce, esos prejuicios e ideas cambiaron radicalmente. Esta nueva concepción del comercio me permitía encontrar aquello que yo quisiera vender, aquello que me apasionara y disfrutara hacer para ganar dinero.

Nací en el campo y viví ahí los primeros años de mi vida. Mis padres, también gente del agro, me inculcaron las costumbres campestres desde muy pequeño. Toda mi adolescencia se vio afectada por el mate, una de mis grandes pasiones.

Mi negocio

Vi en el e commerce la oportunidad de vivir haciendo lo que más me gusta, y a la vez difundiéndolo a la mayor cantidad de gente. Yo siempre me quejé de la mala calidad de mates que se fabrican, y siempre soñé con fabricarlos, mates de buena calidad.

Es por eso que a principios del 2016 decidí comenzar con mi proyecto. Iba a fabricar mates y venderlos, iba a vivir de eso. Al comienzo parecía muy lejano, pero con el esfuerzo y la dedicación, el objetivo se fue acercando más y más.

Elegí un nombre, y comencé con la fabricación. Obviamente, al principio, no lograba tantas ventas como en mi sueño yo imaginaba, pero sabía que iba a llegar. Tenía en claro el uso de las redes sociales como medios de difusión y así fue que avancé.

Creé una cuenta de Instagram, una cuenta de Facebook, comencé a seguir a la gente que conozco, a gente amiga, a amigos de mis amigos, a desconocidos, y poco a poco, fueron respondiendo a las publicaciones que yo hacía con fotos de los mates.

Ventajas del e commerce

Las ventajas que trae consigo son increíbles. Si alguien me hubiera asegurado esto 15 años atrás, yo no lo creería. Pensar que viviría fabricando mates por placer, sin que me conlleve gran esfuerzo, es una de las tantas cosas que debo agradecerle a quien haya sido el pionero del concepto de comercio digital.

Para comenzar, no es necesario un espacio físico para exponer tu mercadería. Es decir, yo fabrico un mate, y únicamente tengo que publicar una fotografía en la cuenta y ya se encuentra expuesto para que los clientes lo vean. No es necesario un local por el cual tengo que pagar muchísimos impuestos, ni siquiera tengo que conseguir alguien que los venda.

También, la publicidad la logra uno mismo, no es obligatorio pagarle a alguien para que publicite tu producto. Si tu intención es tener más alcance, podés pagarles a aquellas personas que tienen millones de seguidores para que compartan tu producto, pero no es obligatorio.

E Commerce Day

Hace poco, cuando ya mi emprendimiento estaba encaminado, me encontré con este evento, el e commerce day. Es un día al año en el cual se juntan muchos emprendedores y empresas de comercio electrónico ya afianzadas en el mercado, y comparten experiencias y visiones sobre el futuro.

La última edición del evento fue este Agosto, y por supuesto me acerque. Fue la primera vez que asistí a una congregación tan grande de personas que se dedicaran al comercio electrónico. Había de todo: instagramers, youtubers, comerciantes tradicionales, entre otros.

La particularidad del evento es que hablaban personas reconocidas del e commerce y planteaban lo que se esperaba para los próximos años, y las nuevas innovaciones que vienen a ayudar al trabajo que hacemos, a mejorarlo.

El mundo del e commerce todavía está gestándose, ya que apenas tiene veinte, treinta años. Queda mucho por descubrir, mucho con lo que experimentar, y eso es lo bueno. Aún quedan inagotables fuentes de inspiración para desarrollar nuevos comercios que se adapten a las necesidades, cada vez más cambiantes, de los clientes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *