Los miniprestamos: tu solución a final de mes

 

El auge de los minipréstamos ha evolucionado tan rápidamente que ha llegado a formar parte de la vida financiera de muchas personas en el país y alrededor del mundo y de hecho se ha convertido en la mejor solución para solventar los problemas económicos que muchos de nosotros tenemos a final de mes. El tema es que muy pocos conocen su funcionamiento y por ende se puede caer en errores que aquí resolveremos para que le saques todo el provecho.

Lo primero que tienes que saber es que los rápidos y seguros miniprestamos se pueden denominar de diferentes maneras, todas con el prefijo de “mini” o “micro”, puesto que se tratan de créditos que no superan los 900 euros, así que su uso es generalmente para temas inmediatos y que nos permiten pagar aquellas cuentas que tantos dolores de cabeza nos dan cuando vemos que el salario no alcanza para todo.

¿En qué puedo y no puedo utilizar un miniprestamo?: Es una de las preguntas más interesantes, pues debes saber que es un gran bien, pero no sirve para proyectos grandes o adquisiciones de mucho valor.

Sirve para:

  • Completar el alquiler de tu piso u otras cuentas.
  • Un viaje inesperado.
  • Una factura que se vence mañana mismo.
  • Un pago atrasado del cual no te habías dado cuenta.
  • Todo tipo de imprevistos menores.

No sirve para:

  • En la financiación de un proyecto.
  • Para comprar bienes y/o servicios cuyo coste sea superior a 600 euros.

Y como todo en el mundo, cuenta con muchas facilidades y ventajas que solo un minipréstamo puede ofrecer, por ejemplo:

  • No tienes que explicar para que vas a utilizar el dinero.
  • No tienes que enseñar millones de documentos para sustentar el préstamo.
  • Pasan pocos minutos desde que haces la solicitud y el dinero llega a tu cuenta.
  • Lo puedes solicitar online (puedes revisar los enlaces).

¿Por qué deberías acceder a un miniprestamo?: Tú como cliente puedes tener la certeza de que trabajas bajo la legalidad de ¡QuéBueno!, incluso tienes posibilidades de pago que se extienden hasta por 30 días y con intereses realmente más bajos que los que ofertaría una entidad bancaría.

¿Qué debes tener en cuenta?: Recuerda que la puntualidad en el pago de tu minipréstamo será como tu carta de presentación a la empresa que te presta el dinero para que vuelvan a concederte un minipréstamo si posteriormente solicitas otro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *